25 enero 2008

40 años de Odisea


En este año se cumplen 40 años del estreno de 2001: Una Odisea del Espacio.
Debo decir que sigue siendo, para mí, la mejor película. Ni siquiera añadiría "de ciencia ficción" porque ese es mi género favorito. Sólo BladeRunner llega a ponerse a su altura.
¿Qué es lo que hace que una película de CD.F. sea realmente buena? Hay que lograr combinar varios elementos:
1) Un buen argumento. Si decimos que está escrito por Arthur Clarke ya es suficiente, ¿no?
2) Un buen director. ¡Hombre! ¡Nada menos que Stanley Kubrick! ¿qué más se puede pedir?
3) Buenos efectos. Los mejores para la época. Aquí si se puede decir que hoy en día se pueden hacer mejores cosas. Pero en 1968 no había PCs con gigabytes de capacidad para hacer las virguerías de hoy en día. En su momento fueron una maravilla... y hoy lo siguen siendo.
4) Buena música. Importante la banda sonora en cualquier película que se tercie.
5) Buenos actores, etc. Lo habitual en cualquier película; pero es cierto que en las de CF no son tan importantes como en otro tipo de cine. Eso no quita mérito, por ejemplo, a la actuación de Keir Dullea (Bowman) o los demás.
¡Pero hay más!
La película, por sí sola, es difícil de entender. Cuando uno la ha visto una docena de veces puede explicarle a cualquiera lo que desee saber. ¿Qué significa el monolito? ¿Por qué HAL "se vuelve loco"? ¿Qué le sucede a Bowman en Júpiter?, etc., etc. Lo mejor, no obstante es leer la novela de Clarke con el mismo título. El libro no es la película, y de hecho tiene algunas diferencias notables (por ejemplo, en el libro el monolito es blanco y está situado en Japeto, el satélite de Saturno). En realidad, nació a la vez que la película. Pero ayuda a comprenderla, lo que siempre es de agradecer en un filme tan complejo filosóficamente como éste.
Y es que lo mejor de la película es que no es de simple entretenimiento. Plantea cuestiones muy profundas acerca del origen del hombre. Y de su futuro.
Un par de comentarios más.
El primero, las veces que vi la película en el cine. La primera vez fue en el Paraninfo de la Universidad, ¡donde incluso dejaban fumar! Ya se pueden imaginar lo desagradable que se hizo la segunda parte con tanto humo. Pero uno aguantó porque valía la pena. La segunda vez fue en un cine normal; pero la publicidad la comparaba con La Guerra de las Galaxias (usaba una cita de George Lucas, de ahí el equívoco) y cometí el error de ir a una hora adecuada para chiquillos... que por supuesto esperaban ver espadas láser y monstruos galáctico, y en vez de eso se encontraron con un "rollo" incomprensible. Una pena. Pero al día siguiente (tercera vez) fui a un horario más propio de adultos, y por fin pude disfrutar. Todavía llegué a verla un par de veces más antes de que el mal estado de las cintas obligara a retirarla. Por suerte están los vídeos, primero en VHS, luego en DVD.
El comentario final no es mío. Es un vídeo que colgaron en YouTube, un verdadero homenaje a la película. Sólo echo de menos la música original:

3 comentarios:

Uno del montón. dijo...

Cuando tengas tiempo, lee "El Centinela" de Arthur C. Clarke.

Baldo Mero dijo...

¡Pues claro que lo he leído! Sé perfectamente que fue el relato que dio origen a todo, cuando Stanley propuso a Arthur hacer "la mejor película de ciencia ficción" (más o menos esas fueron sus palabras, según Clarke)

Daniel Santos dijo...

¡Que grande es 2001!
Puede que los medios de esntonces no fueran gran cosa pero los efectos especiales les dan mil vueltas a la mayoria de peliculas de hoy en dia.
Eso si tanto la primera parte como la ultima me gusto mas la novela. a veces cuando a Kubrick se le va la olla :P
En cualquier caso una obra maestra sin duda alguna.